miércoles, 5 de marzo de 2014

Batalla de Antietam


FICHA TÉCNICA DE LA BATALLA.  
Reglamento: Fire & Fury de Dave Waxtel & Quantum Printing.  
Expansión: Fire & Fury Great Eastern Battles Scenario Book.  
Escala: Brigada con figuras de 15mm.  
Figuras: Old Glory y Battle Honors.  
Escenografía: Edificios de Hovels, caminos de En Cobertura y terrenos hechos por El Último Tercio. 
Dimensiones: 4,80 x 1,60 m.  
Nº de peanas: 668*.  
Unionistas: 352 de infantería, 23 de caballería y 40 de artillería.  
Confederados: 203 de infantería, 16 de caballería y 34 de artillería.  
Jugadores: 6 (3 por bando)

*Nota: Fire & Fury se rige por el número de peanas, no de figuras, por lo que el número dado hay que multiplicarlo por tres ya que es el número de figuras que en nuestro caso compone cada peana de infantería (3 a 5). Aparte de esto hay que contabilizar otro buen número de peanas para representar los tiros de artillería, sujeta caballos de la caballería o la caballería desmontada. El total de figuras estimado ronda las 2200 figuras.



La de Antietam era una de las pocas grandes batallas que nos quedaba por jugar de uno de nuestros conflictos favoritos: la Guerra de Sucesión Norteamericana. De este periodo ya hemos jugado batallas clásicas como Gettysburg, las dos Manassas, Seven Pines, Fredericksburg, Gaines´s Mill en el Teatro del Este o Shiloh, Perryville, Stones River, Champion Hill o Chickamauga en el oeste aparte de otras batallas más pequeñas. Para esta ocasión nos hemos basado principalmente en el escenario de Grandes Batallas del Este, de la misma editorial que el reglamento, y algunas lecturas adicionales (hay muchísima información sobre este periodo tanto en la red como en libros) y en nuestro clásico Oxprey, en este caso el número 32 Antietam 1862 de la serie CAMPAÑAS de la Editorial británica de dicho nombre.


La batalla se disputó el 17 de septiembre de 1862 y está inserta dentro de la llamada campaña de Maryland que llevó a cabo Robert E. Lee en un primer intento de invasión y conquista de Washington y con ello finalizar la guerra o, por lo menos, conseguir un tratado de paz ventajoso para la Confederación. Todo ello, como ya sabréis, dentro de la Guerra de Sucesión Norteamericana que se desarrolló entre 1861 y 1865.



En Antietam, también llamada Sharpsburg por los confederados*, Robert E. Lee estaba superado por el contrario en una proporción algo mayor de 2 a 1 y en una posición incómoda con el río Potomac a su retaguardia, pero aun así aceptó el combate contra los unionistas del general Mclellan, a su vez fuertemente presionado por el presidente Lincoln para que destruyera al ejército confederado de Virginia y con ello acabar la guerra lo más rápidamente posible.



La batalla, que duró todo el día, fue una sucesión de ataque unionistas descoordinados desde el norte hacia el sur, en una especie de arco, que nunca pudieron terminar de romper las líneas sureñas ya que no dispusieron de una serie de relevos adecuados para poder seguir progresando el empuje de los anteriores, mientras que daban tiempo a Lee para poder mover sus exiguas fuerzas de un lado para otro y darle tiempo para tapar las brechas que fueran surgiendo entre un ataque y el siguiente.



Aún con las dudas de Mclellan, que nunca puso en juego sus reservas, y la controversia de las relaciones con el mando del IX Cuerpo, Burnside, que tenía órdenes de flanquear la posición sudista por el sur y atacarles por la retaguardia, cosa que a pesar de la tardanza estuvo a punto de conseguirse de no haber sido por la oportunísima (para el Sur) llegada de la división de A.P Hill, que salvó los muebles para Lee, el Norte estuvo a punto de copar el ejercito confederado y destruirlo, pero la llegada de esta división junto con las dudas federales, permitieron que Lee pudiera retirarse más allá del Potomac y volver a territorio confederado a pasar el invierno.



Mclellan, aunque vencedor de la batalla, fue relevado posteriormente del mando del Ejército del Potomac al considerarlo Lincoln como indeciso y poco resolutivo al permitir que escapase el ejército sudista. Sin embargo Lee continuó siendo el general en jefe del ejército de Virginia hasta el final de la Guerra y firmó la rendición sureña en Appomatox. 


*Nota: Los nordistas nombraban a las batallas por el nombre de los ríos donde se disputaban mientras que los sureños utilizaban el nombre de las ciudades. Así pues, esta batalla sería Antietam para los yanquis y Sharpsburg para los rebeldes.


Hasta la próxima. 
el presi.