viernes, 7 de febrero de 2014

La batalla de Vitoria (1813)

Batalla de Vitoria en El Último Tercio
Mapa base utilizado para diseñar el escenario de Vitoria
Ficha técnica
Reglamento: Guerra en la Época Napoleónica, reglamento casero diseñado en El Último Tercio basado en Warfare in theAge of Reason de Emperor Press.
Escala: Regimental con figuras de 15mm.
Figuras: Old Glory y Fantassin.
Escenografia: Edificios de Hovels, caminos y ríos de En Cobertura y terrenos hechos por El Último Tercio.
Dimensiones: 2,80 x 1,60m.
Nº de figuras (sin contar mandos): 1770.
Aliados (británicos, portugueses y españoles): 780 de infantería, 144 de caballería y 12 baterías con 48 artilleros.
Franceses: 634 de infantería, 184 de caballería y 20 baterías con 80 artilleros.
Jugadores: 7 (4 aliados y 3 franceses)

Centro de la batalla visto desde el lado francés
La Batalla en el club
La última gran batalla que jugamos en 2013 en el club para celebrar la efeméride de su 200º aniversario, además de que junto con Fuentes de Oñoro, era la única gran batalla de la Guerra de Independencia que no habíamos jugado todavía.

Ambos ejércitos separados por el río Zadorra
Era una gran batalla muy difícil de jugar para el jugador francés pues aún tratándose de un ejército todavía grande (aunque en clara inferioridad numérica) y con superioridad artillera, la moral francesa estaba muy resentida en eso momentos de huida de 1813 pues no habían hecho más que escapar del ejército aliado desde Madrid bastantes meses atrás, preocupándoles casi más (por lo menos a los altos mandos) que llegara intacto el inmenso botín que habían expoliado en España* que el enemigo. Además, para ahondar más en la herida, el mariscal al mando del ejército, Jourdan, estaba enfermo y tuvo que asistir a la batalla en unas deplorables condiciones físicas mientras que José Bonaparte, el hermano de Napoleón que éste había puesto como rey títere de España, era un cortesano en vez de un soldado, ayudando muchísimo a la rotunda derrota francesa en esa batalla.

El comienzo de la batalla en los Altos de la Puebla
Recrear todo lo mencionado anteriormente es difícil de llevar a cabo y peor todavía, que el jugador francés lo aceptara de buen grado ya que al fin y al cabo tenía que asumir una serie de cortapisas sin conocerlas de antemano para recrear más verídicamente la batalla. Todo sea por el realismo y la “Niebla de Guerra”.

Infantería española en guerrilla
Para empezar coloqué a los jugadores que más conocían la batalla del lado aliado para conseguir la sorpresa en el bando francés puesto que incluso algún socio del club, en su vertiente recreacionista, había participado ese mismo verano en la representación física de la batalla en Vitoria y por lo tanto andaría muy escamado, por lo que los jugadores franceses, en principio, tenían un menor conocimiento de la misma. 

La división hispano británica de Anson abre el ataque en el flanco derecho francés
Aparte de ello, varias unidades de la reserva francesa serían desplazadas a lo largo del juego a proteger el valioso expolio hispano en vez de al combate y la calidad de los altos mando franceses sería muy baja o incluso negativa, pero sobre todo, lo más influyente para un el resultado final era que el grado de ruptura por moral del ejército francés se revisaba por las  pérdidas de los cuerpos en vez de por el ejército en su conjunto, como el aliado, por lo que con muchas menos bajas ya tenía que ir comprobando la moral, y si un cuerpo se desbandaba podía ocasionar un efecto  domino que hiciera entrar en pánico a todo el ejército, como finalmente ocurrió. 

Las tropas de Reille avanzan hacia el frente
Finalmente, para recrear lo más fidedignamente la batalla histórica, los franceses tenían “ciego” un sector de la batalla, particularmente el otro lado del río en su costado por el norte entre Tres Puentes y Gamarra Mayor, por el que no verían a los enemigos hasta que cruzaran el puente. Finalmente, tuve que poner todo el esfuerzo en hacer creer a los franceses que el ataque venía por el este (como realmente lo creían los franceses) cuando en realidad el ataque se dio por 4 sectores escalonadamente con el fin de envolver al ejército galo.    

Los aliados frente a Gamarra Mayor y Menos (2º frente)
Pero no todo estaba en contra del francés, la enorme dificultad del terreno y la finitud de los turnos 12 + otros 4 posibles, hacía que el aliado tuviera que ir contrarreloj para poder conseguir su objetivo que no era otro que el desbandar al ejército francés mientras que éste si se mantenía en la mesa al final del último turno se proclamaría vencedor. Aquí no había medias tintas, a todo o nada.

Los españoles de Morillo encabezan el ataque aliado
Epílogo: La batalla fue muy reñida, el ejército francés peleó muy bien en casi todos los sectores menos en el del camino a Bayona, que creyendo que sería el más alejado del peligro, fue asaltado por los españoles de Longa y la 1ª División inglesa de Howard, que incluía varias de las mejores unidades de todo el ejército británico. 

Parte del cuerpo de D´Erlon cruza el Zadorra en un inesperado contraataque
Con el camino de retirada cortado y una timorata reacción del jugador francés de ese lado (Reille), que se limitó a montar una gran batería para contener a los aliados en vez de retomarlo al asalto, sólo era cuestión de tiempo que el ejército francés se rompiera por sufrir un elevado número de bajas, y así, cuando el Cuerpo de Gazan, el más numeroso e implicado en el combate cedió, fue sólo el preludio de la desbandada de todo el ejército al igual que ocurrió en la vida real.

Vista general de la batalla desde Subijana a la izquierda hasta los Gamarras a la derecha

Hasta la próxima.
El Presi.


* Recomiendo vivamente leer “El Equipaje del Rey José”, uno de los excelsos Episodios Nacionales de  Pérez Galdós para sentir todo el pánico de un ejército y su corte de acompañantes en plena carrera por salvar la vida mientras por el camino se dejaban todo lo robado tras largos años de opresión en España. Realmente impresionante.

Wellington contemplando la batalla.
Vista trasera de la división de Hill avanzando hacia los Altos de la Puebla.