viernes, 12 de agosto de 2011

Zentury Games


Hace algunas fechas tuvimos el placer de tener en nuestro club a Jose, el diseñador de Sicilia para orientarnos en una partidilla de prueba de su juego, que como el nombre indica, se desarrolla en esta isla italiana durante la Antigüedad.

He de decir que el juego tiene un diseño magnífico, totalmente profesional, tanto del mapa como de las cartas (aunque nosotros jugamos con las cartas de prueba, como es lógico) y unas fichas en las que destacan por su forma las que representan los ejércitos y flotas, de modo triangular, lo que hace que destaquen mucho sobre el mapa y no se confundan con el resto; terminando con unos dados de promedio al estilo de los antiguos NAC que conocerán los más veteranos, es decir, 1d6 pero sin unos ni seises, sólo con un 2, dos 3, dos 4 y un 5 para equilibrar más el factor suerte.

El juego permite simular hasta 16 campañas históricas acaecidas en esta isla en la Antigüedad: desde las guerras entre siracusanos y cartagineses hasta la 1ª Guerra Púnica o la rebelión de los mamertinos, por poner solo algunos ejemplos, de un modo ameno y ágil, más parecido a un juego temático que a un juego de estrategia, pero con un sistema de combate muy conseguido pese a su sencillez que hace que se convierta en uno de los mayores atractivos del juego, a mi juicio.

Para confirmar este hecho, valgan las palabras del mismo autor en las que hace hincapié en la importancia de la diplomacia, dejando los combates para los momentos oportunos donde poder machacar al enemigo sin posible reacción de éste, intentando todo el tiempo conseguir una posición ventajosa en este aspecto. Y éste es otro de los mayores atractivos del juego pues el estatus diplomático es muy influenciable por los jugadores, que al principio de cada estación pueden intentar no sólo su estatus con otro bando sino también el de los otros jugadores, por lo que en un momento dado dos pueblos que estaban en paz pueden declararse en guerra por la intervención de un tercero, lo que da pie a que uno tenga que estar siempre atento y con una buena reserva de oro preparada para evitar este tipo de estropicios sobornando todo lo que haga falta, por lo que no hace falta incidir que el factor económico, como buen simulador que se precie, también es importantísimo. 

En resumen, Sicilia es un juego muy recomendable para todos aquellos que nos gustan los juegos temáticos, o como se llaman ahora eurogames, y de estrategia, ya que aparte de su sencillez y amenidad permite una versatilidad tremenda y la posibilidad de jugar en solitario o hasta 4 jugadores con un montón de variantes históricas que enriquecerán enormemente nuestro conocimiento histórico, que nunca viene mal, y nos harán disfrutar de horas y horas de un buen juego español, que tampoco está mal decirlo.
En resumen, desde El Último Tercio,  recomendamos vivamente este juego y seguro que un par de unidades caerán para nuestra colección en cuanto se comercialice.






El Presi.

Epílogo: La idea original del autor era hacer mapas con juegos combinables entre sí, empezando por Sicilia y luego, si la cosa prosperaba, hacer mapas de Italia, Norte de África, Hispania… con el fin de que con un mismo corpus de reglas (aunque con las consabidas variaciones para cada lugar) hubiera un juego coherente con el que simular todas las guerras, revueltas y conflictos de la cuenca occidental del Mediterráneo, lo que es una idea fantástica. Ojalá pudiéramos ver esto algún día aunque con lo ambicioso del proyecto y lo endeble del mercado patrio se nos antoja una quimera, pero por soñar que no quede.